¿Qué hay en tu frasco de galletas?


¿Recuerdas cuando eras un niño, la emoción que sentías cuando sacabas una galleta de un frasco? No importaba lo que pasaba a tu alrededor o qué tan mala era una situación, tú tenías tu galleta. Probablemente, al leer esto te preguntarás, ¿de qué forma me ayudara acordarme de cuando comía galletas?


Déjame explicarte.


Te guste o no te guste, tarde o temprano llegará un día donde digas o pienses la típica frase “ya no puedo más”.


"YA NO PUEDO MÁS"

Esta frase es la que separa a las personas que hablan acerca de hacer las cosas, a las que en realidad las hacen posibles. Esto va desde acciones tan simples como salir a correr a otras más complejas como crear un negocio. Y aquí es donde el frasco de galletas juega un papel importante. Hablando metafóricamente, tu frasco de galletas significan tus victorias pasadas. Todas esas veces que pensaste que no podías hacerlo y al final lo lograste. Aquella vez que pasaste el examen que tanto temor te causaba, ahí está una galleta.


La vez que afrontamos una situación con todo y miedo, ahí está otra galleta. Lo más importante de todo esto es que no necesitan ser victorias gigantescas, basta con pequeñas victorias para que te ayuden a continuar a seguir adelante. Todos al menos deben recordar dos momentos donde te sentiste orgulloso por algún logro y en caso de no poder acordarte de alguna ocasión donde sentiste eso, que te motive a salir de tu zona de confort y conseguir tus victorias.



Este es un concepto que te puede ayudar al momento de recordar quien eres y sobre todo de lo que eres capaz. Tu frasco de galletas se convertirá en tu banco de energía. Esa energía que te permitirá avanzar en los momentos más difíciles y la que convertirá cualquier situación en otra galleta.


Fija metas y durante el camino, al llegar al objetivo, consigue pequeños triunfos que te ayudarán a seguir escalando. Uno no puede conseguir escalar la montaña Everest, sin antes escalar pequeñas montañas. Piénsalo de esta manera, no puedes esperar perder 10 kilos en 6 meses, sin antes haber perdido 1 kilo las primeras semanas.


Cuando el dolor sea tan fuerte y trate de detenerte antes de alcanzar tu objetivo, saca una galleta y recuerda quién eres.


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo