Principios, el ancla de tu cultura organizacional.

Me encontraba tomando un laboratorio de aceleración de empresas sociales con mis mentores y amigos de Unreasonable México (URM), cuando de pronto en la pantalla proyectan una foto sin mucho chiste de seis personas en una oficina. A lo que el fundador de URM, pregunta "¿qué estaba pasando en esa foto?".


Las respuestas de todos los emprendedores que nos encontrábamos ahí fueron variadas e incorrectas, por lo que decidieron explicarnos lo que paso al momento de la toma de esa imagen.


Nos platicaron que Peter Thiel, el co-fundador de Paypal, acababa de invertir 150 millones de dolares en Airbnb y se encontraba en su visita de seguimiento en la empresa. A media visita Brian Chesky, co-fundador de Airbnb le pide que les de el consejo más sencillo y fundamental para la empresa a la que acababa de invertir.

"Don't fuck up the culture" - Peter Thiel

Quedo entonces en el aire una pregunta que necesitaba una respuesta tajante y clara. ¿Cómo nos podemos asegurar de no chingarnos la cultura de nuestra empresa? Integrando nuestros principios en todo lo que hacemos. En el laboratorio nos platicaron que Brian Chesky al recibir este consejo se percató que los principios fundamentales de Airbnb se encontraban en su proceso de contratación, en la redacción de sus correos, en cada elemento físico de su oficina y sobre todo en cada proceso de cada proyecto.


Por lo que el mismo Brian concluyo que cada persona dentro de una organización tiene el poder de construir la cultura al vivir los principios, así como también cada uno tiene el poder de arruinar la cultura al romper los principios.

Trasladando esta conclusión y aprendizaje a actos realizables dentro de nuestras empresas, es vital iniciar preguntándonos lo siguiente. ¿Cómo debería de verse un principio en nuestro calendario? En nuestro caso tenemos una revisión trimestral de cultura organizacional, de la mano de nuestra planeación estratégica, en la cual revisamos el cumplimiento de las actividades enraizadas en nuestros principios.


Por ejemplo, para vivir el principio de hábito heroico con el cual queremos, socios y colaboradores, atrevernos a hacer cosas con todo y miedo, optamos por dedicar un momento entre 20 - 30 minutos a media mañana los jueves, para que cada persona de nuestra organización deje de trabajar en sus pendientes laborales y se ponga a desarrollar un hábito.


Con este evento en nuestro calendario estamos contribuyendo de manera efectiva en el desarrollo de hábitos y habilidades en cada uno de nuestros colaboradores, así fortalecemos su espíritu y capacidad de entregar mejores resultados y vivir una vida más feliz. El hábito a desarrollar es totalmente decidido por cada persona y no necesariamente tiene que ser algo que le vaya a ser útil para desempeñar mejor su trabajo, sin embargo si tiene que ser algo que mejore algún aspecto de su vida.


Nuestros otros seis principios también los reflejamos en las actividades diarias y en los elementos de la oficina y en los procesos que conlleva cada proyecto. ¿Qué principio te está ayudando a anclar el legado de tu emprendimiento?

"La cultura es simplemente una forma compartida de hacer algo con pasión". - Brian Chesky
53 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo