El progreso consiste en el cambio

No es una frase aleatoria que elegimos para la campaña del nuevo logotipo de Lidea, esta cita de Miguel de Unamuno hace un sentido tremendo sobre la decisión que tomamos y que queremos transmitir con el cambio de identidad de la empresa.


Somos una empresa social que estamos a punto de cumplir once años de existencia, en los cuales hemos cambiado y progresado mucho como empresa, sin embargo aun distantes de nuestro máximo objetivo de impacto.


Los cambios que han sucedido en Lidea no son ningún accidente, ni mucho menos ocurrencias y justo eso es algo que queríamos plasmar en la nueva identidad. Es muy probable que tú conozcas Lidea por el campamento de liderazgo servicial, el cual llevamos a cabo en El Salitre, Coahuila en enero del 2011, 2012, 2013, 2016 y 2017.


En 2017 se tomó la decisión de evolucionar el campamento a un diplomado vivencial de innovación social y quizá tú que estás leyendo esto fuiste a alguna generación entre 2017 y el día de hoy a El Salitre, Cuauhtémoc o Loma Alta. Es fundamental que sepas que nuestra primera gran innovación vino de la mano de ustedes y sus necesidades.


Hoy en día somos una empresa que más que realizar el mejor diplomado de innovación social, no hay duda de ello, estamos colaborando directamente en el ecosistema de impacto social del país en tres grandes ejes. El primero de ellos es la inspiración y cocreación de empresas sociales con la metodología Cerillo y la nueva incubadora de negocios tradicionales Change Boosters.

El segundo eje es la consultoría en innovación social, planeación estratégica y cultura organizacional que trabajamos con otras empresas. Por último llevamos dos años operando la incubadora de negocios del municipio de Santiago, con la cual hemos ayudado a más de sesenta emprendedores a crear su propio negocio.


Todo este progreso que hemos hecho, tenía que acompañarse de una renovación de identidad que te voy a explicar a continuación. Lo primero que quiero compartirte del nuevo logo es que viene de una colaboración con La Trividad, la primera empresa social en graduarse del Taller Cerillo. Ellas en su proceso de branding captaron perfectamente nuestras intenciones de cambio y lo plasmaron de manera precisa en el nuevo logotipo.


El logotipo anterior tenía un desbalance estructural y de colores, no había un color que predominará, lo cual provocaba que existiera un vació de identidad, se optó por priorizar el color rojo y descartar el verde, esta decisión tiene que ver con los colores que más se han utilizado a lo largo de estos casi once años.


El logo original mantuvo su esencia, sin embargo es momento de apuntar hacía una nueva dirección que nos guía en el sentido de conseguir nuestro propósito final. Asimismo ahora está representado con una flecha, la cual habla de rapidez (booster), inserción, avance y progreso.

El fin de este cambio es el mantener una imagen fresca y profesional. Acompáñanos en el camino a lograr nuestro objetivo y propósito, apenas estamos empezando ¡vamos por más!

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo