¡No te agendejes!

Entraste aquí porque seguro te ha pasado que alguna vez te haz agendejado, es normal. A muchos de nosotros nos paso, nos ha pasado y si no hacemos cambios significativos, nos seguirá pasando. Tengo personas cercanas que son agendejados por despistados y otros que lo son por elección, ambos casos están mal.


El gran problema de agendejarnos, es que no tenemos un control propio de nuestro tiempo, es como si estuviéramos en piloto automático siendo "productivos" al responder a las exigencias y necesidades de nuestras "obligaciones", o como diría Jake Knapp, creador de la metodología "Make Time":

"Ser más productivo no significa que haces el trabajo importante: significa que sabes reaccionar rápido ante la prioridad de otras personas".

Y con esta frase contundente que acabas de leer, te quedaste pensando si lo que haces diariamente lo haces por gusto, o porque te le debes a alguien más. La respuesta correcta, aun que desagradable, haces lo que otras personas necesitas que realices. Entonces, ¿qué puedes hacer para retomar el control?


En primer lugar necesitas entender que consume tu tiempo y de que manera lo hace. No está tan complicado, de hecho en el curso de Make Time de Jake Knapp y John Zeratsky mencionan que hay dos grandes fuerzas que compiten por cada minuto de nuestro tiempo.


Vivimos en una cultura de estar siempre ocupados, y para formar parte de nuestra sociedad llenamos cada minuto de nuestro día con productividad, a esta fuerza le llamaremos la mentalidad del tren lleno.

Y también vivimos emergidos en fuentes de contenido infinito que cada vez que deslizas hacia abajo se refrescan sin cesar. Están siempre disponibles y siempre con nuevo contenido para entretenerte, a esta fuerza la llamaremos las infinitypool's.

El problema de ambas fuerzas es que son eso, fuerzas muy poderosas que se han convertido en nuestros valores predeterminados y están diseñadas de manera pre-seleccionada. Reaccionar a lo que tenemos frente a nosotros, ser responsivos, llenar nuestro tiempo, ser eficientes y terminar nuestros pendientes son nuestros valores predeterminados de la mentalidad del tren lleno.


Mientras que nuestra mentalidad de tren lleno nos ocupa con pendientes interminables, las infinitypool’s son distracciones eternas. El propósito de las infinitypool’s es devorar el tiempo que deja “sobrando” el tren lleno.


¿Cuál es la solución? De forma muy sencilla: nuevos hábitos y nuevas mentalidades.


De forma desglosada: cambios que no requieren mucha autodisciplina, más bien requiere que resetees tus valores predeterminados, pongas barreras y empieces a diseñar la manera en que pasas tu tiempo.


Nosotros tenemos un taller que se llama "No te agendejes", que consta de cuatro pasos, repetidos diariamente para que tomes el control y puedas cambiar como te relacionas con tu tiempo. Si al igual que todos los participantes de este taller, quieres darte el tiempo para las cosas que te importan, cualquiera que sea, no tengas miedo de tomarlo.


El taller es como un manual de cocina, habrá muchas “recetas” (tácticas) y tú deberás elegir, probar y repetir las que te vayan funcionando. Algunas funcionarán para ti, otras no. Te compartiremos las tácticas más factibles, pero también las más retadoras. El taller va a funcionar porque tu vas a construir tu sistema personalizado, uno en el que tu confíes.

62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Black Instagram Icon