Como lograr cambiar de hábitos sin morir en el intento.

Al igual que millones de personas te pusiste objetivos y metas para este año, sin embargo, ya estamos a principios de febrero y es probable que sientas cero o poco avance. Esto puede deberse principalmente a tus hábitos, los buenos, los malos y los mediocres.


En Lidea cuando vendemos un diplomado, un taller o una experiencia, siempre somos brutalmente honestos sobre los resultados esperados, ya que tenemos una mentalidad que le proponemos al participante:

"Este programa¹ no va a cambiar tu vida y francamente ningún otro lo hará, solo tu decisión de cambiar de hábitos y mentalidades lo logrará" - Blas Gutierrez

Es con los hábitos donde debemos de empezar, son ellos los que nos harán lograr nuestras metas y objetivos de este año y los que siguen. De hecho la mayoría de las agendas, que valen la pena, suelen incluir páginas para que hagas seguimiento a tus hábitos, inclusive hay aplicaciones y plataformas en la web especializadas en lo mismo, los llamaremos los "Trackers de hábitos".



Vienen en todas formas, colores, ventajas, desventajas e integraciones. Son fundamentales para que podamos mejorar y medir nuestros hábitos, nos dan noción y nos comprometen hacia nuestro crecimiento. Sin embargo, suelen compartir la misma falla, que a mi gusto es una de nuestras grandes oportunidades para mejorar como persona hacía conseguir nuestros objetivos. Antes de hablar de ella te compartiré las 3 grandes virtudes que tiene que tener un tracker de hábitos.


  1. Tiene que ser intuitivo Tan simple como eso, si tu tracker de hábitos es difícil de entender o de utilizar lo más seguro es que ahí se va a quedar. Uno sencillo es aquel en el que en un mismo renglón y en menos de 5 palabras puedes escribir tu hábito (ej. "despertar 6:30 am").

  2. Tiene que ser personalizable De nada nos sirve desarrollar los hábitos de otras personas, somos seres únicos con necesidades específicas, nuestro tracker debe de tener la capacidad de ser usado a nuestra manera.

  3. Tienes que ser gráficamente épico La mayoría de las personas somos capaces de reconocer el avance de una gráfica de barras, así debe de ser nuestro tracker. (La barrita de progreso equivale a los días de la semana, el mes o el año en los que has cumplido tu hábito).


¿Y cuál es la grande falla te estarás preguntando? Aparentemente, a todos les da miedo hablar de los hábitos negativos, sin embargo, son nuestras kryptonitas y los máximos responsables de nuestros errores y falta de resultados. Si en tu tracker de hábitos no incluyes darle seguimiento a tus hábitos negativos, estás destinado a seguir haciéndolo.


¿Cómo puedes saber cuál es un hábito negativo? Son todas aquellas cosas que nos quitan energía, nos roban tiempo y no nos dejan un sentimiento de satisfacción o gratitud.


Tú mejor que nadie sabes cuáles son tus malos hábitos, nómbralos, inclúyelos en tu tracker, prémiate y si gustas presúmelo en tus redes conforme vayas avanzando. Asimismo si ves que alguien comparte algo así como "Hoy es mi día 25 sin (comer comida chatarra, fumar, etcétera...)" ¡Felicita a esa persona!

 

¹Diplomado, taller, curso y/o experiencia

92 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo