El camino no elegido.

Existe un poema muy famoso de Robert Lee Frost, un poeta considerado de los fundadores de la poesía moderna, por su sencillez filosófica y profundidad sentimental. "El camino no elegido" te invita a imaginar que eres un viajero que llega a una bifurcación de caminos frente a un bosque. Uno de los caminos es muy conocido, inclusive puede que tenga señalamientos y el otro es menos transitado. No lo sabías, pero te invitaré a realizar un ejercicio que si lo tomas en serio algo en ti cambiara.

El camino conocido.

Este es un camino que puede resultarte familiar, uno que antepone la comodidad sobre el riesgo porque su intención es darle continuidad a tu vida actual, tal como es. De manera muy práctica sigues avanzando en las búsquedas con las que ya te sientes a gusto, sin emprender mucho esfuerzo en mejorar tus cualidades.


El camino menos transitado.

Este camino en cambio te va a llevar a algo que te resulte mucho menos familiar, en concreto es una vida que da prioridad al riesgo en lugar de a la comodidad. Uno en el que te atreverás a perseguir cosas de tu interés y trabajarás para mejorarte constantemente.


Te voy a invitar a que te regales un pequeño tiempo a responder unas preguntas, no será más de 15 minutos, sin embargo si no puedes dedicar en este momento esos minutos en extrema calidad, imprime este escrito o tómale screenshot y agenda tomarte este tiempo para ti. Lo que vas a realizsr es escribir en una hoja en blanco bajo el título de "Dos Vidas".


En la primera parte de la página vas a visualizar tu vida como si la transitaras en el camino conocido y posterior a ello vas a visualizarla como si hubieras elegido el camino menos transitado. Para ambas partes vas a redactar como sería tu vida si tomaras cada uno de los caminos, según sus descripciones que anteriormente leíste. Por último a cada vida le responderás las siguientes preguntas:


¿Qué habrás conseguido personal y profesionalmente? ¿Qué consecuencias tiene esta vida? ¿A qué conclusiones llegaste? ¿Qué te sorprendió? ¿Qué te entristeció? ¿Qué te emociono?


Por último espero que al igual que a Robert Frost y a mí, haber realizado este ejercicio te sea significativo y puedas potenciar y cambiar tu vida para siempre por medio de elegir el riesgo, la curiosidad y la mejora continua.


"Dos caminos se bifurcaban en un bosque, yo tomé el menos transitado y eso marcó toda la diferencia".

Robert Frost.

56 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo