7 lecciones de vida que no deberíamos aprender tan tarde.

No es ningún secreto que la escuela de la vida es mucho más dura que el reto que representa la universidad, es por ello es que hay muchas cosas que no aprendemos en ella (ej. declarar impuestos, no hablaremos de esto en este artículo) y deberíamos aprender en algún lugar, ya sea por las buenas o por las malas. En esta ocasión te queremos compartir siete lecciones que deberíamos aprender más temprano en la vida.


1. Las personas importantes en la vida pueden ir y venir Vivir sin miedo a perder a alguna persona que hoy es importante, nos libera. Desafortunadamente pueden convertirse en completos extraños de la noche a la mañana y aunque nos aferremos a esas personas que no suman en nuestra vida, usualmente lo hacemos porque hay lazos que nos fueron impuestos. Afortunadamente, también completos extraños pueden convertirse en las personas más importantes de nuestra vida, quizá no pase de la noche a la mañana, pero ¿quién nació sabiendo quién sería el amor de su vida? Este proceso duele en el corto plazo, pero nunca se comparará con el dolor a largo plazo de aferrarnos a quienes no suman. Si aceptamos la libertad que este proceso ofrece, mejorara la calidad e idoneidad de las personas en nuestra vida.

2. Nunca dejes que el rechazo se convierta en rechazo a ti mismo Una persona, como la mayoría de nosotros que en alguna ocasión en la vida ha experimentado el rechazo, es probable que tema al rechazo. Para esa persona será necesario saber que ese temor tiende a empujarlo o hacerlo huir antes de que pueda ser rechazado nuevamente. En su subconsciente ha evitado el rechazo y tendrá una victoria en la vida, en realidad ha sido rechazado nuevamente, esta vez por sí mismo.

3. Para ser feliz, a veces tendrás que decepcionar a alguien Tú y tu salud mental son más importantes que la mayoría de las cosas que consideras importantes como tu carrera, el dinero, las opiniones de otras personas, los deseos de tus padres, entre otros aspectos. En muchas ocasiones cuidarse a sí mismo significará decepcionar a alguien que tiene alguna expectativa sobre ti, entonces habrá que decepcionarla. Tu amor propio siempre tiene que ser más fuerte que tu deseo de ser amado por los demás.

4. Calidad sobre cantidad Este punto en sencillo, imagina que la vida real es lo que pasa en closefriends y no lo que pasa en el resto de la red social. Un amigo de calidad aporta mucho más que 100 conocidos.


5. Tu dieta no es solo lo que comes Hay un momento en la vida en el que nos daremos cuenta de que todo lo que vemos, leemos, seguimos y las personas con las que pasamos tiempo son parte de lo que consumimos. Si queremos tener mejor salud mental tendremos que ponernos a dieta en todo lo que consumimos. Recuerda que así como somos el promedio de las cinco personas con las que más tiempo pasamos, también lo somos con los libros que leemos, la música que escuchamos, las series, películas o programas que vemos y las cuentas que seguimos. 6. Los cuentos de hadas no te harán feliz El camino hacia la felicidad es propio y debemos construirlo nosotros mismos, si nos obsesionamos con las cosas que la sociedad dicta que debemos hacer, vamos a terminar con nuestra paz mental. No debemos prestar tanta atención a los cuentos de hadas. No es una obligación entrar a la universidad o terminarla, tampoco hay una edad en la que debamos comprar una casa o en la que debamos casarnos, ni tampoco hay una edad a la que debamos tener hijos. Porque todas esas decisiones no le corresponden a la sociedad, nos corresponden a nosotros. Todos somos diferentes y nuestros caminos a la felicidad también lo son.

7. La diversión es tuya Tener un momento, un día, una semana, un mes, un año o quizá una vida divertida no depende netamente de tomar, salir de fiesta o estar continuamente socializando. Si quieres disfrutar de esta vida, debes tener tu propia definición de lo que para ti es divertido y dejar atrás lo que para ti no es, aunque para otras personas si lo sea. Hacer algo divertido puede ser pasar tiempo contigo mismo, aventarte un libro en una sola sentada, comer palomitas solo mientras ves tu serie o película favorita del momento, tener una conversación significativa con alguien más, caminar en algún paisaje chingón, hacer arte, bailar o inclusive trabajar.

"El trabajo es el único castigo que Dios nos dio para disfrutar" - Claudio Caballero, película 7 días.

La diversión depende de nosotros mismos, hay que asegurarnos de definirla.

Esperemos que estas siete lecciones nos ayuden a tener una vida más sencilla y más feliz. ¿Qué otra lección deberíamos aprender antes en la vida?

74 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo