5 hacks de Google Calendar para no agendejarte

Desde 2009 Google Calendar ha hecho nuestra vida más sencilla, sin embargo a algunos nos ha funcionado mejor que a otros. En Lidea utilizamos el término "me agendeje" para referirnos a cuando nos apendejamos con nuestra agenda, pero eso lo intuiste a primera vista. Sin embargo para no "agendejarnos" hemos masterizado nuestra relación con nuestra plataforma de calendario y hoy te vamos a compartir nuestros secretos.


1. Crea y personaliza tus propios sub-calendarios

Yo personalmente dividí mis pendientes de mi propio negocio en tres calendarios, el calendario oficial de Lidea, el calendario de administración, en el cual agendo exclusivamente temas administrativos (pagos, impuestos, recursos humanos, etc.) y tengo el calendario de Change Boosters, una nueva marca que lanzaremos y en la cual ya estamos trabajando.


Adicional a mis calendarios de trabajo, tengo dos calendarios personales, uno de hábitos y otro social, ambos me ayudan a cumplir mis objetivos personales. Todos mis calendarios están ligados al mismo correo, lo único que los diferencia son los colores y notificaciones, y por ende mi relación con cada uno de ellos.


Crea cuantos calendarios consideres necesarios, si estudias, trabajas y además tienes vida social, al menos deberías de tener un calendario para la escuela, uno para el trabajo y la recomendación de los calendarios de hábitos y social.


2. Relaciónate bien con los colores

Tu calendario no tiene porque estar todo en un solo color, eso sería aburrido, nefasto y monótono y no te va a ayudar a priorizar entre tus eventos. Nosotros utilizamos los colores fuertes (rojo, amarillo y azul) para las cosas que tienen que suceder, son nuestros botones de "Get Shit Done" y usamos los colores suaves (lavanda y menta) para cuestiones más rutinarias, sociales o que pueden reagendarse.


Elige según tu propio sentido de colores, los que sean indicados para cada calendario o tipo de evento, recuerda utilizar colores fuertes para las cosas más importantes y colores suaves para aquellas que puedes dejar pasar. Tu cerebro va a crear los va a asociar y estará alerta de tu calendario. No abuses de un color u otro.


Así se ven los calendarios y sus colores, puedes observar como el rojo, amarillo y azul resaltan sobre los demás colores.


3. Agenda tus trayectos con Google Maps

Ya tienes un evento calendarizado y tu única tarea es no llegar tarde, la clave para hacerlo esta en el mismo evento, más allá de las notificaciones, podrás calendarizar también el trayecto. Es algo que de momento solamente se puede hacer en la versión en la computadora pero que también se verá reflejado en el celular.


Abres tu evento y seleccionas la ubicación donde se llevará a cabo, en tu misma pantalla se abrirá un widget con la ubicación del evento en el mapa. Le picarás a donde dice "Cómo llegar", escribirás la dirección en donde te encontrarás en el momento previo a tu evento y por último le picarás a "Añadir a Calendar". ¡Hack hecho!


4. Las rutinas crean hábitos

Estoy seguro de que has escuchado que las rutinas son aburridas y si lo son, o al menos para mí lo son, sin embargo hay cosas que si no se hacen rutinarias difícilmente se lograrán. Las rutinas nos ayudan a cumplir objetivos, metas y tener hábitos que nos hagan crecer como persona.


Si hoy quieres salir a correr a las 7 pm y crees que mañana también puedes hacerlo en el mismo horario y así sucesivamente por al menos dos o tres días más ¡hazlo rutina en tu calendario! Hacer una rutina en Google Calendar es muy sencillo, simplemente tienes que crear tu primer evento "Salir a correr", al abrir el evento tiene por default el "no se repite", sin embargo necesitamos cambiar y personalizar eso.


Darás click en "no se repite" y seleccionarás la opción de "personalizar...", te recomendamos la periodicidad semanal, para que puedas a elegir qué días se va a repetir, y cuando debería terminar de repetirse. Consideramos que si agendas tus rutinas por lo que queda del 2021 debería estar bien.



Si en el futuro te encuentras con un día en el que no puedes hacer tu rutina en el tiempo que está designado, simplemente arrástrala a un momento en el que si puedas o en el peor de los casos elimina ese evento en específico.


5. Adelántate y gánale al futuro

Este hack es dos en uno, por ejemplo en mi calendario que viste en el hack #2 hay eventos que simplemente dicen "tiempo para oficina" y "tiempo para mi", quizá los eventos no dicen mucho, pero son espacios que ya reserve para trabajar en los pendientes del negocio o en crecimiento personal. Al acercarse la hora o el día de esos eventos es probable que ya tengas en que trabajar, solo edita el título y trabaja en esos pendientes. Lo valioso es que desde días antes separaste ese tiempo para hacerlo.


Configura tu horario de trabajo, para que otras personas no puedan enviarte eventos de trabajo o escuela en los horarios que no estas dispuesto a trabajar. Esto puedes hacerlo desde configuración, horario laboral.


"Aprende a distinguir cuando ya acabaste" - Jake Knapp

Espero que estos hacks te sean de mucha utilidad y puedas convertirte en un master en el manejo de tu calendario. Recuerda que una persona puntual no es aquella que llega a tiempo, es aquella que respeta sus compromisos.

66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo